Redecorar la habitación de tu hijo puede ser un desafío y más si tu hijo es algo quisquilloso. Por un lado, quieres que sea un espacio que a tu hijo le encante y quiera pasar el tiempo. Por otro lado, quieres que sea un lugar de trabajo y que sea práctico, una sala que pueda soportar interminables horas de juego y adaptarse al estilo de vida de tu hijo y a su crecimiento. Tenemos su solución: invierte en un puñado de piezas clave y realiza actualizaciones sutiles con divertidas técnicas que son muy sencillas.

Consejos para convertir una habitación de niños en una habitación de jóvenes

Gira la rueda de colores

Aterrizar en una paleta de colores para la habitación de tu hijo puede ser una tarea desalentadora; después de todo, es el factor determinante más importante de cómo se une el resto de la habitación. Si bien los pasteles y los colores primarios siempre serán clásicos, no descartes una paleta de sentimientos de adultos más poco convencional, especialmente si le preocupa la longevidad. También hay que tener en cuanta que al tratarse de un adolescente hay que tratar de que los colores estén acordes a su edad y lo hagan sentirse bien.

Adopta actualizaciones fáciles

Una vez que tenga una base sólida, es hora de agregar cosas divertidas. Y aunque pueden no ser tus cosas favoritas, los detalles caprichosos son lo que tu hijo probablemente amará más. La clave es elegir piezas que puedas instalar fácilmente y luego quitar (una lampara al lado de la cama, un papel tapiz temporal en el techo) para que cuando tu hijo haya superado ese aspecto, no sea necesario rediseñar todo el espacio. También es una manera fácil de dejar que tu pequeño participe en el proceso de diseño, lo que lo hará sentir aún más como en casa en la habitación.

Mézclalo con arte

Cuando se trata de obras de arte, trata de crear una mezcla, una que combine impresiones y creaciones amigables para los niños de la clase de arte con un puñado de piezas más sofisticadas (piense en resúmenes coloridos, gráficos audaces e impresiones extravagantes). A medida que los gustos de tu hijo maduren, puedes cambiar fácilmente las piezas más inclinadas por jóvenes con actualizaciones para adultos. En el caso de que ya tu hijo sea un poco mayor, es mejor colocar afiches de su banda favorita.

Juega con estampados y patrones

La clave para hacer que los patrones divertidos y vibrantes duren en la habitación de tu hijo es utilizar una confección nítida y de calidad: cortinas elegantemente plisadas, almohadas con ribetes en contraste, faldas de cama con pinzas, que pueden convertir incluso las impresiones más extravagantes en algo más refinado. Cuando tu hijo decida pasar a un estilo que sea un poco más adulto, la base ya estará en su lugar y algunos intercambios serán simples, reemplazando un edredón estampado con una opción blanca nítida, cambiando las cortinas brillantes por algo más tenue, eso será todo lo que se necesita.

About HortaReformas

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)